Javier Zarazaga - I3A

Javier Zarazaga: «Porcinnova cubre un hueco muy interesante»

Javier Zarazaga del Instituto Universitario de Investigación en Ingeniería de Aragón – Universidad de Zaragoza (I3A) habló sobre las “Tendencias tecnológicas emergentes en el sector porcino”.

Para su ponencia, enmarcada en la sesión inaugural de las Jornadas de Bienvenida 2020, Javier Zarazaga se basó en el Gartner Hype Cycle del 2020; un ciclo que, año tras año, hace una previsión de la evolución en tecnología a corto y largo plazo.

Javier Zarazaga muestra el Gartner Hype Cycle

Entre las tecnologías interesantes que están empezando a aparecer este 2020 y que está previsto que sean tendencia en 5-10 años, encontramos 5 grandes bloques que Javier Zarazaga desarrolló y relacionó con el sector porcino.

Arquitecturas organizacionales

La primera tendencia que destacó Javier Zarazaga es la arquitectura de composición: «son arquitecturas organizacionales para diseñar empresas que sean capaces de moverse rápidamente al ser capaces de adaptarse rápidamente a los cambios del negocio».

Datos, análisis de ciclos, efecto de factores externos, etc. son muy relevantes para el sector porcino.

Por ejemplo, «en el mundo del porcino tenemos un mercado global con parte de la producción se está llevando a China y a otros países, nos están llegando también ciertos elementos de producción de otros países como por ejemplo la entrada de lechones de holanda» y «esos movimientos se ven afectados por factores externos a considerar».

En este caso, la inteligencia artificial es un factor imprescindible.

El “yo digital”, según Javier Zarazaga

La segunda tendencia digital es el «yo digital«.

La tecnología se integra cada vez más con las personas y, en consecuencia, con los animales. En el caso del porcino, los chips y sensores son básicos.

Javier Zarazaga fue un paso más allá para hablar sobre «gemelos digitales». Tener versiones digitales de los animales para hacer simulaciones de tratamientos, respuesta a cambios, etc. basándonos en simulaciones en lugar de hacer pruebas con animales vivos.

Confianza en los algoritmos

Dentro de la confianza en los algoritmos encaja la inteligencia artificial, una tecnología que tiene que ser responsable y explicable, sobre todo ante decisiones que afectan a la salud.

Según Javier Zarazaga «necesitamos modelos de confianza, que nos aseguren la privacidad y seguridad de los datos y la información».

El blockchain es una de las herramientas que nos puede ayudar en este sentido, junto al uso de una inteligencia artificial responsable y que «somos capaces de entender». Sobre todo porque se trata de información que puede afectar a la salud animal y humana.

Inteligencia artificial adaptativa

La inteligencia artificial adaptativa es capaz de autoaprender para responder a cambios en ciertas situaciones, muy útil para la fabricación de nuevos fármacos y generación de datos sintéticos, según Javier Zarazaga.

En este caso se puede modificar de forma dinámica y se trata de una tecnología que, probablemente, «muchos de los que estamos aquí no la conoceremos nunca».

Además, para este tipo de tecnologías hemos necesitado usar miles de datos pero esta nueva inteligencia artificial adaptativa quizás pueda aprender con una menor cantidad de información de entrada.

“Más allá del silicio”

La quinta tendencia habla sobre la aparición de nuevos materiales que generarán oportunidades disruptivas o la computación y almacenamiento del ADN.

Estos materiales ayudarán a crear tecnologías más rápidas que, según Javier Zarazaga, podrán ser implementadas en tamaños más reducidos.

Y «las posibilidades de trazabilidad que se esconden detrás son brutales: podemos saber de qué cerdo y de qué granja vienen» las materias primas como puede ser la carne, añadió Javier Zarazaga.

No comentario

Realiza un comentario